impresión piezoeléctrica: la estampa inyectada

El proyecto “Impresión piezoeléctrica. La estampa inyectada” , co-financiado por la Universidad de Vigo, la Dirección Xeral de I+D de la Xunta de Galicia (Programa Xunta-UVI 2006-2007) y EPSON Ibérica SAU, entre los años 2005 y 2007, se destinó a una investigación en profundidad sobre la impresión digital por medio de plotters de gran formato con la tecnología de cabezales micropiezoeléctricos de inyección por demanda y goteo variable. Este proyecto, sin duda uno de los más importantes para el grupo dx5 en sus primeros años por difusión, proyección nacional y envergadura surgió de la firma en 2004 de un contrato de investigación entre el grupo dx5 de la Universidad de Vigo y EPSON IBÉRICA SAU: “Aplicación de las impresoras EPSON gran formato en Bellas Artes” (Referencia CO-12705).

Esta investigación sobre la impresión micropiezoeléctrica, surge de la necesidad de encontrar métodos y soluciones que nos aporten un medio eficaz y cualificado de obtener imágenes impresas sorteando la utilización de las formas tradicionales de grabado y estampación, pero obteniendo estampas de alta calidad. Por otro lado es un intento por implementar mejoras sustanciales mediante el exhaustivo microanalisis, tanto en la impresión de diferentes papeles o medios-soporte, como en la durabilidad y conservación de las impresiones realizadas por medios digitales.

 

Desarrollo del proyecto y objetivos específicos

Pensamos que el arte gráfico contemporáneo que se mueve impulsado por estéticas, modos de pensamiento y entornos gráficos digitales para llevar a cabo dichos proyectos, acordes con nuestro tiempo, tiene en estas herramientas digitales un medio muy válido para formular propuestas, resolviendo incongruencias y poniendo al día conceptos como el de original-múltiple, diversificación de medios y soportes y también la espinosa cuestión de la interdisciplinariedad y el mestizaje tanto técnico como conceptual.

Así, una máquina que nos permita dibujar de modo tan filiforme como queramos, con una precisión y esquematismo perfectamente adaptados al entorno proyectivo, resolutivo y gestual del esquerzo, nos sirve también para imprimir fotografías con resoluciones que soportan la visión de un cuentahílos, y al mismo tiempo obtener estampas con calidades de negros aterciopelados y todos los tonos de aguatintas que no desmerecen los mejores de otras técnicas tradicionales. Por lo tanto esta realidad precisa basada en el razonamiento histórico que hace inseparables dibujo, pintura y grabado, no es mas que la evolución lógica de dicho proceso que comenzó hace ya dos milenios en China, y que desde oriente viajó con el concurso de los árabes a España y desde ahí a toda Europa en forma de papel impreso.

Además y dado que la industria de la impresión ha realizado grandes avances en este campo tanto la calidad de las tintas, papeles y resoluciones nos proveen de herramientas muy útiles y limpias que nos han impulsado a colaborar con ellos en la adecuación de dichas máquinas a los usos que artistas y creadores gráficos necesitan en su labor plástica.

En el curso de dicha investigación se realizaron multitud de pruebas pruebas mecánicas y de microscopía, así como análisis de todos los papeles disponibles en la fecha el mercado nacional y europeo para impresión en Bellas Artes, junto con los más representativos de Japón. De forma paralela, se llevaron a cabo estudios sobre las tintas de inyección, sus componentes pigmentarios, cosolventes y mediums, etc., así como las reacciones en los diversos soportes analizados. Entre otros logros, se rediseñaron las condiciones de impresión, secado, absorción y preparación para su óptimo empleo en las Bellas Artes. Asimismo, la investigación descrita vino acompañada de un estudio de los índices de conservación y tolerancia de las impresiones a los rayos ultravioleta y la durabilidad de estas, tanto en condiciones de archivo como en las exhibiciones que exponen las obras a agentes contaminantes, gases, humedad, etc. Todo eso encuadrado en el avance de los rendimientos, no sólo atendiendo a criterios técnicos sino también estéticos y artísticos, considerados siempre dentro del marco diseñado para la mejor optimización.

Los tests realizados en el departamento de microscopía del CACTI de la Universidad de Vigo, así como en los laboratorios de EPSON en Nagano-Japón, constituyeron una primera colaboración interdisciplinar de vital importancia práctica para este proyecto y los venideros, al igual que el contacto con fabricantes de papel como Hannemühle y Somerset en Europa, o los papeles de Awawami Factory en Awa-Yamagawa (Tokushima, Japón).

En esta colaboración se han aportado soluciones desde nuestro grupo que permiten el recubrimiento de sus papeles washi de fibra de kozo con dextrinas y silicatos de aluminio y/o titanio, muy eficaces para lograr unos mejores resultados de impresión digital. Dichas soluciones ya se están poniendo en práctica por ellos en este momento, después de nuestro encuentro de investigadores realizado en la Yamagawa Awawashi Factory en Shikoku (Japón) en Octubre de 2006.

Este proyecto es de vital importancia para resolver inconsistencias, mejorar las formulaciones y adaptar dichas máquinas a una utilización de excelencia, que dote de una guía de uso con un abanico amplio de posibilidades que abarquen tanto la docencia como la creación gráfica en bellas artes.

En este proyecto no se trataba por tanto de hacer un manual de utilización, ni tan siquiera un formulario químico, ni tampoco un elenco de papeles óptimos para la impresión, sino un compendio lo más completo posible, razonado y explicado de cómo obtener un medio mucho más amplio y flexible de los procesos de estampación e impresión digitales por medio de sistemas de inyección piezoeléctrica. De este modo poder obtener originales múltiples, que cumplan los requerimientos de una obra de arte gráfico actual, y que permita al artista que se acerca a él poder adaptarlo a sus necesidades de expresión conociendo los parámetros algorítmicos, químicos, etc.

 

Conclusiones y experiencia

Como conclusión de este proyecto, se publicó un libro con los principales resultados obtenidos en el estudio y se presentó oficialmente entre la comunidad artística y científica, previa a su comercialización, en la Feria Internacional de Estampa 2006. La publicación, que lleva por título “La impresión piezoeléctrica: la estampa inyectada. Algunas reflexiones sobre la gráfica digital”, consiguió una acogida sobresaliente, al no existir hasta esa fecha un precedente de estudio que abordase un tema tan pertinente con tanto rigor y profundidad, ni que aportase este tipo de material documental para artes gráficas industriales o para el mundo de las Bellas Artes. El libro se encuentra en las librerías y bibliotecas especializadas de toda España. A lo largo de 500 páginas recoge abundante material fotográfico (más de 1500 imágenes) de cerca de doscientas muestras de microscopía electrónica de barrido de las pruebas de impresiones realizadas con un plotter de joven generación y alta resolución y calidad, en todos los papéis artísticos disponibles en el mercado europeo en la fecha del estudio, y los papeles “washi” con preparación para inkjet comercializados en Japón.

A la luz de los resultados del trabajo, nos hemos visto sorprendidos por multitud de detalles que en algunos casos eran vistos como defectos de impresión y que, por el contrario, algunos artistas se sentían atraídos por el resultado; en otros casos sucedía al revés, lo que era considerado técnicamente bien estampado resultaba tal vez demasiado planchado para ciertas estéticas o visiones plásticas. En todos los casos se ha buscado ampliar el horizonte de posibilidades, hasta donde se ha podido, para dotar de un espectro de posibilidades, que de libertad de uso a quienes imprimen sus obras en este medio.

Se ha tratado en todo caso, de probar y someter a estudio gran cantidad de papeles, fibras, aglutinantes, recubrimientos y estucados, prácticamente todos los disponibles en el mercado español para bellas artes de calidad suficiente y gran parte de los disponibles en Europa, así como algunos procedentes de Japón. Las inspecciones en microscopía electrónica de barrido, retrodispersados y otras técnicas de visión y análisis molecular, han revelado datos interesantísimos, que nos proveen de respuestas a ciertas incógnitas de gran utilidad en la labor creativa con dichas máquinas, pero sobre todo, abren la puerta a la adaptación de este medio a las necesidades, a veces diferentes, controvertidas y transgresoras, con que los artistas nos acercamos a cualquier proceso creativo. Sobre todo diferentes a la visión técnica y comercial que actualmente poseen las empresas del sector. También las composiciones de las tintas, los sistemas de inyectado y los procesos relativos a la mejora de sus elementos, dispersantes y tixotrópicos, absorción y magnetización, han sido desmenuzados hasta llegar a un conocimiento profundo de sus cualidades y posibilidades. En último lugar se han realizado tests de durabilidad y exposición a los diferentes elementos oxidantes y abrasivos de nuestro ambiente, cuando dichas obras se exhiben y muestran a la luz, el aire, y el deterioro del tiempo, de cara a dotar a museos e instituciones de las mejores opciones y soluciones de protección restauración y conservación de la obra gráfica digital impresa desde un estudio serio y profundo adaptado a necesidades reales.

Los resultados no solamente sorprendieron a unos y otros, sino que sentaron las bases de los métodos de impresión piezoeléctrica sobre materiales no fabricados ex-profeso, adaptándolos con unas preparaciones adecuadas al medio a inyectar, y que investigadores contemporáneos de la categoría de Adam Lowe emplean en su taller profesional de impresión Permaprint de Londres y Factum Art en Madrid. El interés de este trabajo no reside únicamente en la mejora de la tecnología existente, sino - sobretodo - en la aplicación y conocimiento para adaptar papeles y soportes artísticos no pensados con anterioridad para su aplicación en inyección piezoeléctrica y que podan ser impresos por este medio. A todo ello se suman, además, los avances introducidos en las tintas: fabricadas con disolventes al agua, se sustituyeron paulatinamente las anteriores tintas, que empleaban disolventes volátiles (VOCS), altamente tóxicos. Esta y otras actuaciones se engloban en los esfuerzos del grupo dx5 por avanzar hacia un arte gráfico sostenible y la consolidación de sistemas de grabado no tóxico.

Los resultados de toda la investigación se presentaron conjuntamente con la publicación citada anteriormente en el curso de una jornada de conferencias celebradas en el marco de la Feria Internacional de Gráfica Contemporánea Estampa 2006 (cuyo evento alcanzó la cifra de 70.000 visitantes en ese año), la participación con un stand en la feria de Estampa, la inclusión en el catálogo de la misma, así como numerosas notas de prensa y reseñas en periódicos, revistas y publicaciones especializadas. En el stand del Grupo dx5/Epson, además de recoger los resultados teórico-técnicos de la investigación, se presentó una exposición con las obras de 25 artistas relevantes del panorama Nacional, incluyendo a todos los miembros del Grupo dx5. Las obras fueron realizadas ex-profreso para dicho proyecto expositivo, sirviéndose para ello del equipo de impresión y Plotter con el que cuenta el grupo de investigación en sus instalaciones de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Las obras fueron publicadas en el libro citado anteriormente, que fue presentado durante el ciclo de conferencias organizadas en este entorno, en las que asistieron importantes instituciones de arte gráfico y contemporáneo como la Fundación Miró de Palma de Mallorca, la Calcografía Nacional, el Centro Internacional de la Estampa Contemporánea de Betanzos, el Museo del Grabado Español Contemporáneo de Marbella, o el Museo de Arte contemporánea de Vilanova de Cerveira, entre otras.


volver arriba

Estás en:

inicio
proyectos
impresión piezoeléctrica: la estampa inyectada